Tuesday, April 18, 2006

Free Falling

Ayer por la tarde me por diversas razones hube (como diría Hugo Sánchez) de subir al techo de la oficina. Para este menester, había que escalar por una estructura metálica que se encontraba inhiesta en el segundo piso de la oficina, junto a un gran ventanal de piso a techo. Pues bien he aquí que subí, realice lo necesario y al momento de bajar, justo cuanto todo mi peso descansaba sobre la susodicha estructura, esta comenzó a presentar algunos movimientos y no tardó en desplomarse. En ese momento me encontraba en la parte superior sobre una lámina. Caí como en cámara lenta; con un ligero desliz hacia delante. Sucedió rápido pero intenso. Fue como surfear en el aire. “misteriosamente” caí en pie, como si hubiese dado un pequeño brinquillo y a escasos centímetros del ventanal. Sabio es el dicho “del suelo no pasas” afortunadamente en esta ocasión se trato del suelo del segundo piso y no de la planta baja. La estructura también cayó toda ella haciendo retemblar en su centro la losa y la oficina. El estruendo fue tal que pronto llegaron al lugar la arquitecta, el arquitect@, el chofer y el velador, así como uno de los propietarios. Todo al mi alrededor estaba lleno de polvo y fierros. Me sentí como niño que acaba de ser sorprendido después de gran travesura.

Todo esto viene a cuento para manifestar una profunda creencia: CREO en los ANGELES DE LA GUARDA, y estoy convencido que el mío es un chingón.

5 comments:

David|Lanke said...

Comportese muchacho canijo

Anonymous said...

wow tank welcome!!

Txuicano said...

He de suponer que estás bien, ¿no? Pendejo.
TX

robespierre said...

asi ES!!!

tadex said...

Pues si, pero el mío es más.