Monday, September 03, 2007

absortos

El fin de semana pasado en chipinque me tope con una niña que subía de la mano de su padre. Cada quien llebaba su Ipod, no dialogaban solo daban pasos rítmcos. Pobre niña. quizá a sus cuarenta pueda llegar a afirmar que no conoció a su padre.

9 comments:

jose antonio said...

Sea pues. Comentemos algunas ideas en referencia a la pequeña infanta y su despreocupado progenitor.

Rocío said...

Pareciera tonto pero no lo es!...es una cruda realidad , que falta tan grande hace que la humanidad se empiece a sensibilizar un poco por la vida de los demás.

El día que lo necesite como padre, ni como poder ayudarse mutuamente si no se conocen.

Buena observación hay que meditarlo y porque no evitarlo también, quizá mañana sea ya demasiado tarde, la comunicación es fundamental en cualquier relación.

E said...

Siendo un poco cínico me acorde de aquella publicidad de Sony en donde las personas se ponian a escuchar sus discman y se encerraban en unas burbujas, deben estar orgullosos los fabricantes de hacer tan buenos reproductores. Triste realidad la de la gente que se aisla detras de un aparato electronico, esa misma gente sera la que despues hablara sola.
Se ve que la televisión ya esta teniendo competencia a la hora de callar comunicaciones.
Saludos.

Delirius Jeje Je said...

Y si sigue así también tendrá problemas auditivos a los 40. Eso me lo aseguró mi doctor.

Salu2

robespierre said...

mats te lo comento en tu pag.

Pedro Barbosa said...

sí.. apoyo lo de los problemas auditivos.

una lástima, no? digo la vdd esq respeto más a la gente de calzada que va con su iPod porque hay mucho ruido, pero en Chipinque qué carajo estas haciendo con un MP3¿? dónde está la contaminación auditiva?

robespierre said...

Concuerdo. Hay ocasiones para todo igual en calzada aplica a veces igual en chipinque de pronto, pero si vas con alguien... mejor platicas no?

jose antonio said...

Claro. Si vas con alguien, dialogas. Yo salgo a caminar (weeeeey) con un dr. y hacemos disertaciones iusfilosóficas y bioéticas.

robespierre said...

cuando vayan a jugar golf me invitas