Wednesday, September 12, 2007

Con extractos de frambuesa

Ayer cuando abría un nuevo jabón, leí en la etiqueta que tenía azúcar morena y partículas de trigo; no sabiendo si morderlo o usarlo como se suele usar un jabón, decidí devolverlo a su envoltura y dejarlo donde estaba.

Ojalá esos jabones hubieran existido cuando mi madre nos hacía morderlos cada que mencionábamos improperios.

Pd: quién hizo esa compra?

4 comments:

Delirius Jeje Je said...

jej... tal vez sea el legendario jabón... sí totalmente... con el que debíamos lavar nuestras bocas al escaparnos esas imprudentes palabras..

Salu2

El primer comentador! jjj

Pedro Barbosa said...

no se me hubiera ocurrido eso..
acá nomás era una trompada (sí, en la trompa).

me acordé de hace dos fines que fui a hacer el super para nuestra excursión huevona a la presa.. Damián jaja como que no iba hace años a un HEB

Madame Vaudeville said...

Lo siento pero... ¡qué especial su madre! Ya les veo haciendo forzosas pompas de jabón... Jeje
Saludos desde mi cabaret

Ferípula said...

Usá ese jabón! Debe ser fantástico!

Mi mamá no me corregía así.
Me daba con la zapatilla!!!!
En mis partes blandas...y yo corría por la escalera!

Pero no llegó a traumarme. Hacía lo que podía...