Saturday, January 14, 2006

Espasmo Cerebral

No me sucede de forma habitual, pero sucede. Un momento bien detectado de estas incurrencias es al contemplar la belleza. Cuando un algo existente interpela de modo especial la atención de este transeúnte.

La manifestación típica de estos espasmos se da casi siempre de modo igual. Primero comienza con un insistente llamado a la observación que no puede ser negada. Después los ojos se abren poco más de lo habitual, igual sucede con la boca, el cuerpo se relaja y queda completamente inmovilizado. Mientras tanto, en el interior, el cerebro congela toda actividad nerviosa de posible respuesta, de cualquier tipo que esta pretenda ser. Esa inhibición completa del sistema es a prueba de carrilla (comprobado) y no se desbloquea el sistema hasta después de de varios intentos con el ctrl + alt + supr. Aún así, saliendo del trance hay que tener cuidado de que “eso” no capture la vista de nuevo.

Hasta ahora se han detectado algunos causantes de estos lapsus, entre ellos se cuentan desde un pequeño arreglo floral en el centro de mesa, pasando por las montañas (sobre todo en días despejados), las aves, algunos ojos, pinturas, fotos, los atardeceres, culminando con el Palacio de Hierro encendido por la noche etc. Pero no siempre se da con un algo visual. En ciertas ocasiones se ha detectado con algunas emisiones musicales, estas suelen ser de lo más variado, desde Intocable hasta con el mismo Bach o Wagner pasando por toda la gama musical, incluida por su puesto la banda de bandas U2… no se que me sucederá ahora que vengan al Tec.

Si alguien tiene solución a esto, favor de comunicarla. Si alguna vez me encuentras “ido” sabes que hacer: ctrl. + alt + supr hasta que el equipo se desbloquee.

1 comment:

Po said...

Esos lapsus son pruebas de que existen dimensiones y universos paralelos; Borges los descubrió hace medio siglo. De hecho, creo que él vino de uno.