Thursday, November 17, 2005

"X & Y"

No sé que le suceda a las montañas, pero desde ayer están hermosas. Limpias, claras, despejadas…me llaman.

Ayer encontré justificante para mi florido lenguaje. Un abogado comentó una frase que me hizo mucha gracia: “no existen las malas palabras… existen las malas intenciones”

1 comment:

Po said...

Las montañas están limpias porque hoy las mentes están limpias. La ciudad se ensucia cuando la gente es sucia.

El estado -Hegel tenía razón- es un espíritu, y nosotros somos sus componentes.

No sé qué quiero decir pero algo será.

P.D. Cada vez se pone más difícil lo de la verificación de letras.